El carmín de mis labios

Desde niña era normal ver a mi abuela siempre con los labios rojos, su cabello negro o blanco, siempre bien peinada pero sus labios destacaban por su labial rojo.

Creo que ese color se volvió muy normal para mi, recuerdo que en la secundaria cuando ya todas las niñas se empezaban a maquillar y digo se “empezaban a maquillar” por que en casa estaba prohibido, mi madre decía que solo se me iba a maltratar mi piel, lo único que tenia autorizado era el labial.  Mi labial era rojo carmín, desde entonces se convirtió en mi aliado, sobre mi piel en extremo blanca resaltaba y así yo resaltaba entre las niñas que ya lucían diferente.

Con el paso de los años siempre ha estado presente, sigo sin maquillarme mucho (eso creo) y hasta hace unos días que volví a usar un labial carmín entendí, que tiene un efecto poderoso, te hace sentir segura, fuerte, no permite que bajes la mirada, te empodera de cierta manera. Los colores se vuelven en nuestros aliados y juegan un papel muy importante en nuestra personalidad. ¿todas las mujeres sentirán lo mismo al maquillar sus labios de rojo?, seguramente sí, aunque no estemos muy consientes de ello.

Creo que en estos días de turbulencia se convertirá en mi aliado favorito