¿Señor Francisco a que viene?

La reciente visita del papa a México a generado muchas reacciones, so solo en los católicos sino en todas las personas.

Yo me declaro cristiana porque creo en cristo nací dentro de una familia católica mi abuela materna mujer creyente, todavía recuerdo esas noches de año viejo en lo que antes de toda la fiesta lo importante era ir dar gracias a Dios. Respecto a mi abuela paterna me inculco mucho el hábito de orar y si era una de sus pocas nietas que lo ejercía con ella, también católica y que nos exhortaba a no comer carne roja en la cena de navidad, ya que representaba el cuerpo de cristo, así que nos volvimos fervientes adictos del bacalao a la vizcaina.

Bajo estas dos premisas siempre fui una niña apegada a la iglesia, iba a los rosarios entre semana, a misa los domingos y cantaba en el coro de la iglesia y así por muchos años hasta que vi que la iglesia no ayudaba, pedía, violaba niños y oprimía a las personas.

Con el paso del tiempo me empecé a cuestionar sobre el papel de la iglesia, recuerdo que mi madre me contaba que en su pueblo natal Acámbaro Guanajuato, la iglesia tenia desayunador para los niños y personas grandes y el dispensario médico, eso ya casi no sé. Observo como una institución llamada iglesia estira la mano y pide dinero.

Le pregunto señor Francisco…..¿qué es la iglesia? Veo con tristeza que se ha convertido en una escuela de pedófilos, de corrupciones y de sostener el peor de los asaltos, si, pedir al pobre para mantener a la iglesia.

Recuerdo ese viaje a Cuetzalan donde en un día frio y lluvioso entro a la iglesia un señor humilde, con una camisa delgada, pantalón remendado y huaraches que dejaban ver unos pies cansado. ¿Sabe a qué iba? a dejar dinero para ayudar a la iglesia……no sería la iglesia la que tendría que ayudarlo.

Cómo viene a predicar la palabra de un Dios o una iglesia a personas que muchas veces solo comen una vez al día cuando usted no sabe lo que es levantarse con la incertidumbre de no tener que comer, de no poder alimentar a sus hijos. Qué sabe usted de vivir en comunidades que son prisioneras de la violencia de los asesinatos. No queremos discursos de una iglesia opulenta, que nos diga que no predica con el ejemplo, usted representa a una de las empresas con mayores ganancias en el mundo y que no pague sus viáticos, su visita nos cuesta muchos millones, millones que no se invierten en las comunidades para hacer autosustentables, millones que hacen falta en la gente de este país.

Señor Francisco si viene a decir que “de los pobres será el reino de los cielos” que orar y pedir a Dios debe ser la respuesta y solución a nuestros problemas ¡No venga! todos dicen lo mismo.

Venga a cambiar las cosas a liberar a los oprimidos, venga a construir comunidades, venga a trabajar para construir una sociedad igualitaria. Si viene solo con discursos no venga, para discursos y mentiras nuestros políticos son expertos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s