A casi un año de Ayotzinapa

Hoy en todos lados está el tema Ayotzinapa, confieso que hasta hoy no me queda claro de dónde obtienen recursos los padres para seguir con el movimiento y los viajes y no vaya a ser un lobo con piel de oveja. Pero hoy aplaudo su terquedad que los llevo a darle la vuelta al caso, a poner en evidencia mundial el ineficiente modelo de justicia en México, a destapar la peor de las corrupciones, a poner por primera vez al estado en una posición incómoda que es evidente no sabe cómo manejar.
Ayotzinapa también destapo lo más sucio de nuestra sociedad y evidenciar el asqueroso círculo vicioso de la pobreza, cientos de albañiles, indígenas han desaparecido, su desaparición está condenada al olvido, porque en nuestra sociedad los pobres no cuentan y están condenados a repetir su amarga historia por generaciones y a vivir en la pobreza históricamente.

Muchas veces pensamos que nuestro dolor de muelas es el más importante del mundo porque nos duele a nosotros y no nos damos cuenta que la indiferencia al dolor ajeno, nuestra apatía al dolor del prójimo un día cuando menos lo pensemos ese dolor tan grande terminara matándonos como sociedad e indirectamente terminaremos matando a nuestro planeta.

Todos podemos ser generadores del cambio, todos tal vez desde nuestra trinchera, siendo pequeños granos de arena a la orilla de la playa, pero convencidos que podemos ser motores del cambio. Lo que no se vale es ser indiferentes y esperar a que todos solucionen las cosas por nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s