Hablando de esquites (1a parte)

Cualquiera que me conozca seguro tiene un recuerdo mío con un vaso se esquites. Sencillamente son deliciosos, podría ser una catadora profesional de esquites.

No hay lugar al que vaya y los quiera probar, así es como recuerdo mi primer viaje a “Los Mochis” en el camino del aeropuerto al hotel se veían los maizales dorados deslumbrados por el sol, un buen augurio de lo que podría encontrar.

Una vez instalada y después de trabajar un rato salí a explorar la ciudad, y de repente y sin estarlos buscando a las afueras del hotel Best Western una señora de edad avanzada tenía su pequeño puesto de esquites. Así que no dude en ir a probarlos, desde las bancas de la iglesia observaba con detenimiento lo que la gente compraba, lo que más vendía era una combinación esquites con doritos. Yo más conservadora me acerque para pedir los esquites tradicionales, la señora muy atenta (como toda la gente en Los Mochis) me pregunto como los quería, lo deje a sus sugerencia.

Me llamo mucho la atención que en lugar de chile piquín le puso una salsa como de chile guajillo, la salsa roja que le ponen al agua chile. Verdaderamente una delicia, de los mejores que he probado un maíz dulce, tierno, un picante en punto exacto.

Espero todavía estén y si lo encuentran deben de probarlos, no importa si el calor está a 40 grados, créanme los van a disfrutar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s